IDESA propone que los futuros aumentos de la tarifa del gas estén exentos de impuestos

Es una propuesta similar a las sumas no remunerativas en los aumentos salariales


 

Los futuros aumentos en la tarifa del gas deberían ser libres de impuestos y tasas nacionales, provinciales y municipales, con el objeto de atenuar su impacto en el costo de vida de los usuarios, en una medida similar a las sumas no remunerativas otorgadas en los aumentos salariales.

Así lo propuso hoy el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), que señaló por un lado que desde 2016 el precio del metro cúbico del gas pagado por los consumidores residenciales duplicó a la inflación del período, pero por el otro criticó por “oportunistas” las iniciativas que apuntan a retrotraer los incrementos.

“Posponer los aumentos de tarifa no solo no resuelve el tema sino que agrava los costos económicos y sociales. En lugar de plantear dilaciones oportunistas y demagógicas es necesario buscar soluciones innovadoras. Una de ellas es establecer que a partir de ahora todos los aumentos tarifarios queden exentos de cualquier tipo de imposición”, sostuvo la entidad en su último informe.

IDESA indicó que “aprovechando el atraso tarifario” acumulado durante el kirchnerismo, “los Estados nacional, provinciales y municipales dispusieron una maraña de impuestos y tasas sobre las tarifas”.

“Como parte del sinceramiento se debería revertir este proceso”, apuntó y propuso al respecto que “una manera práctica de hacerlo es estableciendo que los próximos aumentos de tarifas queden exentos de todos los impuestos y tasas”, en lo que presentó como “un mecanismo análogo al que se usa en materia salarial con los componentes no remunerativos para alivianar el peso de las cargas sociales sobre los aumentos de salario”.

De esta forma, añadió, “esta herramienta puede alivianar el peso de los impuestos sobre el sinceramiento tarifario”, una iniciativa que, reconoció, “no es una solución óptima pero ayuda a mejorar la situación achicando la brecha entre el esfuerzo que hacen las familias y las empresas para pagar los servicios públicos y lo que reciben las empresas proveedoras”.

“En otras palabras, con el mismo esfuerzo de los consumidores se lograría una mayor recomposición de los ingresos de los productores de servicios públicos”, completó.

IDESA señaló que desde 2016 al presente “el precio del gas residencial subió el doble que la inflación” y detalló al respecto que “en el 2016 el metro cúbico de gas subió 49%, mientras que la inflación fue 41%, en el 2017 el metro cúbico de gas subió 88%, cuando la inflación fue 25%” y en lo que va del corriente año “el gas ya subió 41% cuando la pauta de inflación anual es de 15%”.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: