La crisis del dólar inmovilizó insumos de la producción, que se quedaron sin precio

La crisis cambiaria provocó la inmovilización del mercado de proveedores, quienes evitaron desprenderse de insumos básicos para la producción nacional ante el temor de una nueva corrida cambiaria. Ayer, incluso fabricantes limitaron la venta de manufacturas en rangos mayoristas para evitar un stock comercial que diluya la rentabilidad con aumentos de costos que impactará un ajuste inflacionario ante la puja del dólar.

Fuentes empresarias de distintos sectores de la industria local confirmaron a BAE Negocios que, a diferencia de la semana pasada cuando se iniciaba el corrimiento del valor de la moneda estadounidense, la comercialización de materia prima para la fabricación de productos quedó sin precios de referencia. “Es preocupante la situación porque el mercado está mostrando una inestabilidad en los precios que impactará de lleno en los precios”, alertó el dueño de una pyme.

Otros industriales admitieron que la parálisis en el sistema de proveedores provocó además que las fábricas imitaran la medida, quienes sólo pusieron a la venta la reposición básica en góndolas y vidrieras, pero rechazaron ofertas de mayoristas que intentaron elevar su stock de productos “a la espera de un negocios especulativo”.

La inestabilidad del mercado cambiario fue análisis de distintos sectores de la economía. Por caso, el secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, destacó que “el pass-trough de devaluación a precios está acotado a algo menos del 20%” aunque admitió que “preocupa más la velocidad que el tamaño de la devaluación”.

“Era esperable que esto pase dado el contexto de tasas en EEUU, pero la decisión de hoy (ayer) de la FED de no modificar la tasa da un poco de alivio”, enfatizó, aunque sostuvo que “de todos modos, hay que seguir el comportamiento de la tasa del Bono del Tesoro a 10 años (la barrera psicológica es 3% y está muy cerca de ella)”.

“La suba de tasas en Argentina no complica en tanto sea una medida de corto plazo para contener al dólar y la inflación; vemos un escenario más delicado pero no crítico”, afirmó Grinman, consultado por este diario.

Más complejo vio el escenario el vocal de CGERA y presidente de la Cámara de Industria de Ópticas, Norberto Fermani. “La suba del dólar puede convertirse en aumento de los costos de producción y eso puede complicar la producción y ahuyentará las inversiones por falta de previsibilidad”.

En la UIA se sigue de cerca el vaivén cambiario. Los industriales consideraron que es prioritario, para superar el contexto de inestabilidad, “que se vuelva a generar algo de confianza y que la política monetaria vuelva a ser clara para evitar la oscilación”. “El temor que hay es el ruido que genera la variación. Lo que no ayuda es la apreciación (del peso) pero la falta de previsibilidad del dólar tampoco por tema costos”, analizó un referente especializado.

Lo cierto es que un grupo amplio del empresariado argentino contempla una continuidad de la devaluación del peso, “que presionará sobre la inflación y generará un crecimiento de las tasas de interés, lo que encarecerá el crédito y desactivará por completo la inversión”, según resumió un jefe de la UIA.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: