La deuda tomada para financiar el déficit fiscal es la causa del dólar barato, sostuvo IDESA

La deuda tomada por el Estado nacional y las provincias para financiar el déficit fiscal es la que provoca una abundancia de dólares que presiona a la baja al tipo de cambio, por lo que el equilibrio de las cuentas públicas haría “más atractiva” a la economía argentina, mejoraría la balanza comercial y generaría “más incentivos para invertir en el país”, sostuvo hoy el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA).

“El déficit externo no se corrige con proteccionismo sino evitando el excesivo endeudamiento por el alto déficit fiscal”, indicó la consultora en su último informe, en el que concluyó que “para reducir el desequilibrio extern hay que reducir el déficit fiscal”.

Al respecto, señaló que en 2017 las importaciones de bienes superaron a las exportaciones en US$ 5.000 millones, el pago de servicios al exterior (fundamentalmente, turismo) superó a las ventas en US$ 10.000 millones y el pago de remesas de empresas extranjeras en el país a sus casas matrices y la compra de dólares por parte de argentinos alcanzó los US$ 15.000 millones, lo que totaliza un déficit de divisas de US$ 30.000 millones.

Como contrapartida, el  Estado nacional y los provinciales tomaron deuda externa por unos US$ 34.000 millones para financiar sus déficits fiscales y las empresas privadas tomaron deuda externa por unos US$ 5.000 millones, lo que hace un total de US$ 39.000 millone.

“Estos datos muestran que los dólares generados por exportaciones y ventas de servicios a extranjeros fueron muy inferiores a los dólares demandados para pagar importaciones, hacer turismo, pagar otros servicios contratados en el extranjero, atesorar dólares y enviar remesas al exterior”, destacó IDESA, que a su vez remarcó que ese desequilibrio “fue cubierto con dólares que ingresaron por nueva deuda pública y privada contraida en el exterior”.

En consecuencia, apuntó la consultora, “el déficit fiscal financiado con deuda externa produce una abundancia que presiona a la baja el tipo de cambio”.

“Si el Estado tomara menos deuda externa, el tipo de cambio tendería a ser más alto con lo cual habría más exportaciones y menos importaciones, habría menos turismo en el exterior, Argentina sería más atractiva para los extranjeros y el saldo de remesas sería menos desfavorable ya que habría más incentivos para invertir en el país”, indicó.



Categorías:Noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: