El “fiado” explica un tercio de las ventas de los almacenes

D1EfkKGWkAAmJS-.png

El informe del Centro de Almaceneros y Comercios Minoristas de la Ciudad de Córdoba dejó en evidencia el fuerte aumento en los precios de la canasta básica alimentaria durante febrero con una suba del 4,93%. Traducido a pesos, una familia tipo (dos adultos y dos menores) necesitó $27.711 para adquirir la canasta básica total.

Otro de los datos que mostró el informe dio cuenta de los cambios de hábitos de consumo que impactan en el paso de primeras a segundas y terceras marcas, según Cadena 3.

Además, siempre para la comparación entre febrero de este año y el mismo mes del año pasado, se modificó el tipo de productos que se consumen: la leche fluida cayó 19,40% y la carne vacuna un 20%. Por el contrario, el consumo de pan francés y los fideos secos subieron 17 y 25%, respectivamente.

Pero uno de los datos que llamó la atención fue el fuerte incremento de la morosidad y la incobrabilidad de los consumidores que tienen cuenta corriente –habitualmente llamado fiado- en los almacenes.

La morosidad alcanzó su máximo nivel desde 2002, aumentando un 36,2% en un año, y la incobrabilidad aumentó un 19% en un año.

“La morosidad – que se explica cuando hay una demora de 10 días en pagar la cuenta corriente- aumentó un 12% en un año”, dijo a Cadena 3 Germán Romero, directivo de la entidad.

El “fiado” representa casi el 32% de las ventas totales de los almacenes cordobeses, “pero en algunos barrios llega al 57%”, aseguró Romero.