Catamarca despide y honra la figura del profesor Armando Raúl Bazán

El fallecimiento del reconocido historiador Armando Raúl Bazán, ocurrido ayer a la madrugada, causó conmoción en la comunidad catamarqueña. A los 93, partió este célebre estudioso y docente nacido La Rioja, que desarrolló en Catamarca casi la totalidad de su carrera profesional. Sus restos serán sepultados hoy a las 10 en el Cementerio Municipal.

Nacido en la provincia de Córdoba, a sus 9 años llegó a radicarse en La Rioja. Allí, Bazán cursó tanto la escuela primaria como la secundaria y recibió el título de maestro en la Esc. Normal Dr. Pedro I. de Castro Barros.

Fue en el Instituto Superior del Profesorado de Catamarca en 1944, donde comenzaría su Profesorado en Historia, terminando dichos estudios en 1948, en el Instituto Superior de Bs. As.

En 1975 obtuvo la Licenciatura en Historia en la Universidad Nacional de Catamarca, institución en la que continuó su trayectoria profesional como docente, al igual que en otras casas de altos estudios de la Argentina.

Dirigió el Centro de Investigaciones Históricas del NOA, dependiente del rectorado de la Universidad Nacional de Catamarca desde 1983, año de su creación, fue investigador del CONICET, y miembro de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina.

Bazán fue parte del grupo de investigadores que logró romper la tendencia que hasta mediados del Siglo XX había de contar la historia desde la óptica porteña, para comenzar a escribir los hechos desde el interior del país, desde el NOA, logrando poner en el foco de la historia a personajes hasta el momento marginados por la historia oficial.

Entre los hechos notables que hacen a su carrera, se destaca para los catamarqueños el hecho de haber sido uno de los primeros docentes de la UNCa, así como de haber tomado parte en momentos históricos como la inauguración de la Primera Fiesta Nacional del Poncho, en 1967, donde pronunció el discurso inicial. También estuvo como convencional constituyente en la última reforma de la Const. Provincial del año 88.

Fue Presidente de la Junta de Estudios Históricos y profesor emérito de la Universidad Nacional de Catamarca. También fue miembro de número de la Academia Nacional de la Historia desde 1986 y trabajó como investigador de carrera del CONICET. En el año 1997 fue elegido miembro del Directorio de dicho organismo, por votación de sus pares. Fue declarado ciudadano ilustre de la provincia en el año 2011.

Hilda Angélica García, presidenta de la Sociedad Argentina de Escritores filial Catamarca, expresó respecto a la partida del profesor: ” La figura del licenciado Armando Raúl Bazán ha marcado una época en la historia de la cultura de Catamarca, por su siembra en los campos de la investigación y su proyección en el ámbito nacional. Formador de generaciones docentes y promotor del estudio de la tradición y de la realidad de nuestra provincia, presidió durante cuarenta años la Junta de Estudios Históricos. Fue miembro de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) filial Catamarca a la que honró con su pertenencia y un activo colaborador de la institución en la exaltación de la personalidad de los grandes autores. Como investigador fue reconstruyendo la historia con una pasión extensa y diversa que se ha manifestado en libros, artículos, disertaciones, entrevistas, en una obra abierta a los múltiples caminos de incitación, de influencias o de fuentes testimoniales.

El legado del profesor Armando Raúl Bazán es inconmensurable. Con él se va una era cultural que difícilmente se repita. El tiempo nos dará la razón si le dedicamos este verso de Borges que nos dice: “Solo una cosa no hay. Es el olvido”. Su paso por este mundo será inolvidable.”

Algunas de sus obras

Historia del noroeste argentino, Historia de La Rioja, El Noroeste y la Argentina contemporánea, Historia de Catamarca, La cultura del Noroeste argentino, La restauración conservadora, Felipe Varela.