Una nena necesita una cirugía urgente para sobrevivir y la obra social aún no autoriza sus prótesis

Hace más de dos meses, Desireé Milagros Rodríguez Illanes (10) sufrió un siniestro vial con su familia que la dejó con serias lesiones en su columna, a tal punto de provocarle parálisis en sus piernas. Tras evolucionar favorablemente, uno de los estudios indicó que su vida corre peligro y necesita una cirugía urgente para evitar el desenlace trágico. Su madre asegura que realizó hace más de una semana el pedido de las prótesis para la intervención a su prepaga, Sancor Salud, y que, hasta el momento, no recibió respuesta alguna.

El pasado 6 de abril, Desireé viajaba junto a su mamá, Mónica Illanes, y dos familiares más por RN77, en La Rioja, cuando el conductor perdió el control del vehículo y volcó en la banquina, a 45 kilómetros de Los Tellos. La pequeña de 10 años salió despedida en los tumbos y sufrió serias lesiones: politraumatismos; traumatismo de tórax; contusión pulmonar y fracturas múltiples (de lóbulo occipital derecho, mandíbula superior e inferior derecha, 3 costillas derechas, 2 izquierdas y 3 vértebras dorsales).

En un móvil policial y sin ser inmovilizada, según informó su madre a sanjuan8.com, la nena fue trasladada hacia el hospital de Milagro. Inmediatamente fue derivada al nosocomio de Chamical y de ahí al hospital de la Madre y el Niño. En total, 4 horas y media duró el traslado hasta el nosocomio donde finalmente se quedó.

Allí fue operada de urgencia y le colocaron una prótesis de contención de la columna y, debido a la contusión pulmonar que sufrió por el traslado sin camilla desde el lugar del accidente, fue directo a Terapia Intensiva, donde permaneció durante 55 días. Como el nosocomio estaba colapsado y ya estaba en mejor estado como para permanecer en la Terapia, la derivaron a un centro de neurorehabilitación y la mamá decidió internarla en San Juan, en el Sanatorio Argentino, a principio de junio. “Por su delicado estado de salud, pedí a la obra social el traslado en avión y lo rechazó. Fue trasladada en ambulancia y el viaje juró 5 horas y media”, comentó Mónica.

Una vez en la provincia de la que es oriunda, le realizaron una resonancia y una tomografía y los resultados arrojaron que uno de los tornillos de la prótesis está muy cerca de la arteria aorta, lo que implica un riesgo inminente de vida de la pequeña. Es por esto que el neurocirujano solicitó una intervención quirúrgica de emergencia.

El 12 de junio, Mónica elevó una nota a la obra social pidiendo la cobertura de las prótesis de placa de contención para la columna y una vértebra, que debe reemplazar a una que invade el canal medular, además de la urgente intervención quirúrgica doble, de la cual depende su vida. Pasaron 8 días, y pese a la insistencia de consultas de la mamá de la pequeña, la prepaga aún no autoriza las prótesis y sólo aceptó una parte de las operaciones, según informó Mónica. El neurocirujano, Ricardo Berjano, y el cardiólogo, Francisco Oieni, que la intervendrán, conscientes de que la vida de Desireé pende de ese clavo que es necesario retirar antes de que toque la aorta, se ofrecieron a realizar sin costo la parte de la cirugía que no cubre la obra social, pero ninguna intervención será posible en tanto no haya disponibilidad de las prótesis.

Desireé corre un grave riesgo con ese tornillo cerca de la arteria y no pueden moverla. Sólo anhela recuperarse y volver a su casa y reencontrarse con su mejor amigo, su perro. Su madre dijo que la pequeña le comentó que sabe “que se irá algún día del sanatorio en silla de ruedas, pero yo sé que voy a volver a caminar”.

La autorización de la obra social Sancor Salud continúa pendiente y mañana se cumplirán 9 días del pedido de prótesis e intervención urgente, de las cuales depende la vida de Desireé.