Denuncian represalias a trabajadores por denuncias a fincas de Olmedo en La Rioja

El delegado de la finca Nevado del Famatina de la provincia de La Rioja, propiedad del diputado nacional por Salta, Alfredo Olmedo, César Aguirre, contó a Nuevo Diario que desde la empresa el encargado Carlos Leiva le reprochó haber realizado las denuncias de diversos incumplimientos que mantiene la empresa.

Mientras, los incumplimientos continúan pese al pedido de los trabajadores en las audiencias de conciliación que hubo con anterioridad en la Secretaría de Trabajo de aquella provincia.

En sus denuncias, el delegado agregó que desde hace dos meses tiene suspendida la obra social, que en su caso es la prepaga de Boreal, por la falta de pago, según las constancias que mostró son de la AFIP, y pese a que en el recibo de sueldo se continúa con el descuento que le corresponde a él como empleado para contar con las prestaciones de Salud.

“Me dijo que lo que quiere es que lo deje trabajar tranquilo y que no me meta”, contó Aguirre. Fue entonces que el trabajador mostró su cara hinchada, resultado de un problema dental, además de algunos certificados que se emitieron desde el Hospital Público en donde se hizo atender por otros problemas intestinales. “Hay otro muchacho que ahora está con carpeta médica y no lo están cubriendo”. 

La explicación del encargado de la finca, dijo Aguirre, fue que en realidad desde la entidad empresaria le pagan a OSPRERA y de allí se deriva el pago a otras obras sociales. “Eso no es así”, dijo al ser consultado el delegado de la UATRE en La Rioja, Omar Cedrón.

Afirmó que si un trabajador está afiliado a OSPRERA y presentado como tal en las declaraciones juradas que presenta el empresario, continúa con la prestación de la obra social así la parte patronal deje de pagar como sucede en el caso denunciado por Aguirre.

También el transporte

Otro punto que tanto Aguirre como el otro delegado de la finca del Nevado del Famatina, Juan José Domínguez, señalaron como importante es la falta de respuesta de la empresa al pedido de cobertura del transporte.

En el pedido de una nueva audiencia de conciliación se recordó que la empresa debería cumplir con lo establecido en el artículo 21 de la Ley Nº 26727 que establece la “obligación de proporcionar la movilidad de transporte a los trabajadores que van y vienen de la ciudad capital que algunos tienen más de 22 kilómetros de ida, y en ida y vuelta serían un total de 44 kilómetros.

La movilidad propia que tienen los trabajadores se está desgastando en el uso y a veces que no llegan al mes con el combustible, desgastes de cubiertas, service, entre otros”, indica la nota enviada a la Secretaría de Trabajo de La Rioja. 

“Todos los días tenemos que ir en auto o en moto porque no pasa el colectivo urbano por el lugar. Y los que pasan son los de larga distancia y no coinciden los horarios”, contó Aguirre, quien indicó que para poder llegar por día a su lugar de trabajo requiere de unos 150 pesos solamente para el combustible, sin contar con el costo del mantenimiento.