Los fiscales que acusaron a Milani en el juicio de La Rioja apelaron su absolución ante Casación

Los fiscales federales de La Rioja María Miguel Carmona y Rafael Vehis Ruíz, interpusieron un recurso ante la Cámara de Casación Penal para que se revise la sentencia que absolvió al ex jefe del Ejército César Milani, en el juicio por delitos de lesa humanidad que se le siguió en esa provincia.

En el proceso oral y público que finalizó el pasado 9 de agosto, el general retirado fue declarado absuelto del delito de los secuestros y tormentos que padecieron Pedro Adán Olivera y Ramón Alfredo Olivera, en hechos presuntamente ocurridos en la capital riojana en 1977.

El Tribunal Oral Federal de la Rioja dictó esta sentencia con los votos de los magistrados Julián Falcucci y Jaime Díaz Gavier, en tanto que Enrique Lilljedah se pronunció en sentido contrario.

La presentación de los representantes del Ministerio Público Fiscal se formuló ayer y se basa en cuestionar que el fallo que benefició al militar que comandó el Ejército durante buena parte de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se basó en actuaciones enmarcadas en las leyes 20840 y 21460, que se aplicaron durante la última dictadura militar.

Para los fiscales, “exigir que los entonces imputados presentaren (bajo la vigencia de esas normas) “denuncia alguna por prevaricato resulta absurdo, o cuanto menos una condición de cumplimiento imposible”.

“También resulta impensable no haber relatado el perjuicio que sufrieron las víctimas del terrorismo de Estado cuando, en realidad, es justamente dicho perjuicio el que se viene ventilando en estas actuaciones”, sostiene otro de los párrafos contenidos en el recurso presentado ante Casación Penal.

Miguel Carmona y Vehiz Ruíz le piden a Casación en este recurso que se dicte una nueva sentencia en este juicio de lesa humanidad en “base a derecho”.

Por su parte, las querellas de las secretarías de Derechos Humanos de La Nación y La Rioja, que presentaron recursos para solicitar la nulidad del fallo que absolvió al ex jefe del Ejército.

Entre sus consideraciones, las querellas de los organismos del Estado objetan que el Tribunal no haya permitido en el juicio la declaración de la cuñada de Milani y ex legisladora cordobesa Clara White.

“Waite podría develar la amistad íntima entre uno de los jueces del Tribunal con Milani y su familia (…)” sostiene esta presentación de los abogados Claudio Orosz y Eugenio Biafre, una situación que “podría implicar un problema en la integración” de la instancia que siguió este proceso.

“Claramente iba a ser interrogada sobre su afirmación de la relación íntima entre uno de los integrantes del Tribunal, el Dr. Díaz Gavier y el imputado Milani y su familia”, remarcan los letrados.

Y en ese sentido, afirman: “De resultar esto cierto, obviamente el juez Díaz Gavier, mucho más conociendo su hombría de bien, automáticamente se hubiera inhibido para no producir la nulidad del debate y el mismo podría haber continuado con la integración del cuarto juez”.

Las abogadas Adriana Mercado Luna, Elisa Reinoso y Viviana Reinoso, a cargo de la querella de la familia Olivera, también solicitaron la anulación de esta sentencia por “violación a la garantía constitucional de juez imparcial; infracción a las normas sobre integración del tribunal” y la “arbitrariedad de la sentencia, atento su fundamentación insuficiente y contradictoria”.

Milani deberá ahora afrontar el próximo 10 de octubre un nuevo juicio de lesa humanidad, esta vez en Tucumán, en el cual se analizará su responsabilidad en la desaparición del soldado Alberto Ledo, ocurrida en 1976.