Política

Un entendimiento con Inés, el anuncio de Ricardo en la continuidad de la cuarentena administrada

A horas de festejar cinco meses en la Casa de Gobierno, que será este domingo, Ricardo Quintela le habló en la tarde noche del sábado a los habitantes de la zona urbana de la Capital, los críticos del peronismo en las últimas elecciones.

El gobernador utilizó el atrio del auditorio del hospital universitario para despejar dudas sobre la relación con Inés Brizuela y Doria.

Rodeado por el obispo Dante Braida y por el rector de la Universidad pública Fabián Calderón hizo la mejor copia de lo realizado por el presidente Alberto Fernández. Había sentado el viernes a su lado al jefe de gobierno porteño Horacio Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof.

Así envió un mensaje a la sociedad que no son tiempos electorales, todo lo contrario, hoy el país está enfermo por el coronavirus.

Desde la base médica para atender el COVID-19, Quintela le habló a sus funcionarios, especialmente al quintelismo puro, que ya vendrán las elecciones para diferenciarse con la administración municipal o no. tras que comenzó a darse forma la película “Ciudad de los Sueños” II.

Ya lo verá el año entrante cuando se pongan en juego el 50% de las bancas de la Legislatura y las representaciones riojanas en la Cámara Baja nacional.

Ahora resta saber si lo tomará esa gente que todos los días los cruza en la Residencia Oficial o en su domicilio particular.

Pero lo importante es que habilitó la fotografía en un sábado con alta atención mediática para conocer de su boca cómo continuará el aislamiento social.

En los anuncios, desde el lunes, se habilitan algunas actividades comerciales con el servicio puerta a puerta.

Tendrán vía libre, pero sin venta en el comercio: indumentaria, calzado, polirubro, regalería, bazar, viveros, mueblerías, cosmética, perfumeria, electrónicas, electrodomésticos, playas de estacionamiento, materiales de construcción, talleres mecánicos y de chapa y pintura, gomería, cotillón y concesionarias de autos

Y regresa la actividad en las fábricas textiles.

Se desechó por el momento que vuelvan los taxis y remises, ya que además no hay colectivos en la ciudad porque es la principal vía de transmisión del virus.

Seguirán los delivery, pero más controlados, ya que no respetan ni los semáforos, y se mantendrán los controles viales debido que la circulación sigue con la finalización del DNI.

Los empleados públicos no trabajarán hasta nuevo aviso y le pedirán lo mismo a la Legislatura y Poder Judicial.

No hay clases, y seguramente como los espectáculos públicos, serán los últimos en volver. Todavía falta pasar el invierno.

Todas las medidas se centran en la Capital, ya que es el centro del coronavirus en La Rioja. El interior habrá flexibilizaciones por parte de los jefes comunales.

El sector de la construcción podría ser lo próximo que se habilite, hasta ahora no. Las actividades físicas también se podrán en discusión.

Juan Luna Corzo será quien desde la Jefatura de Gabinete dé las precisiones sobre la cuarentena que se extenderá hasta el 24 en esta nueva fase. El Día de La Rioja será encerrados.

Pero los domingos sin supermercados y los fin de semana sin ventas de bebidas alcohólicas. Habrá un análisis el fin de semana entrante. Bienvenida cuarentena administrada.

A %d blogueros les gusta esto: