General

“Buscamos devolverle al personal de salud la atención que dan en este momento”, dijo Díaz Bazán

La médica infectóloga y subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud, Judit Díaz Bazán, aseguró que “buscamos devolverle al personal de salud la atención que dan en este momento”, al brindar detalles del Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores de la Salud que busca prevenir las infecciones por coronavirus y sus consecuencias indirectas en ese sector esencial en base a una estrategia común en todas las jurisdicciones.

Diaz Bazán explicó, en diálogo con Télam, que este Plan Nacional, cuya resolución salió publicada el 8 de junio en el Boletín Oficial, “es fundamental para aplicar medidas especiales para garantizar la protección de los equipos de salud y sus familias por la exposición que tienen en sus tareas”.

El plan surgió de una construcción conjunta con los gremios y tomó muchas de las inquietudes y planteos de los trabajadores del sector, informó.

“La intención fue escuchar, por eso nos sentamos con todos los gremios para trabajar”, reconoció la funcionaria, que tuvo reuniones con la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad, ATE, Comra, Fesprosa, UPCN , Sindicatos de Salud Pública de la Provincia de Buenos Aires, Fatsa y Cicop, entre otros.

“La finalidad principal es reducir el número total y la proporción de trabajadores de la salud infectados por Covid-19, en base a una estrategia común en todas las jurisdicciones”, consideró Díaz Bazán.

“Solo hay cinco países que van registrando todos los días los casos positivos de los trabajadores de la salud. En nuestro caso estamos en un porcentaje entre el 10 al 14% de los casos, que forma parte de los parámetros”, precisó.

España presenta el mayor porcentaje de trabajadores de la salud afectados por Covid-19 (22,3%), le sigue Uruguay (13,6%), Argentina (12,9%), Italia (11,5%), Nueva Zelanda (11,3%) y Estados Unidos (2,9%), según los datos brindados por el Ministerio de Salud.

El plan cuenta con una encuesta anónima y confidencial para conocer el riesgo de contraer Covid-19 durante el proceso laboral y aplicar las estrategias que fueran necesarias para reducirlo, que ya se implementó en más de 20 hospitales de las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Santa Fe, Entre Ríos y Chaco y en los hospitales nacionales, y próximamente se sumarán centros de Catamarca, Misiones y Córdoba.

En ese sentido, Díaz Bazán explicó que el objetivo es conocer la situación del trabajador y su posible exposición al virus desde que sale de su casa hasta que regresa, si vive en áreas de transmisión comunitaria, si tiene factores de riesgo, si dispone de equipos de protección personal y sabe utilizarlos, y si es supervisado.

“Cuando uno pregunta a las instituciones, con quienes estamos trabajando con capacitaciones y proveyendo equipos de protección personal, el 32% dice que no son supervisados. Los trabajadores a veces perdemos el concepto del cuidado en base a la rutina”, alertó.

“Hay que estar atentos a preguntar dónde viven porque si están en un lugar de circulación comunitaria hay una doble exposición: en el trabajo y en la comunidad”, aclaró la subsecretaria y aseveró que “los trabajadores de la salud son referentes en la comunidad, necesitamos que perciban y que lleven los cuidados a sus casas y convivientes”.

Tras completar la encuesta, el Ministerio de Salud de la Nación elabora un informe donde se consolidan los datos y se aplican cambios, capacitaciones o acciones específicas, y pasado un período de 14 días se evalúan sus efectos.

El plan consta de tres ejes sobre normas y acuerdos laborales; formación y capacitación; y también hace hincapié en la medición y categorización de los riesgos en el proceso de trabajo.

“Entre alguno de los planteos que tomamos fue el cambio en la definición de caso para los trabajadores de la salud. Antes tenían el mismo que la población en general, cuando en realidad tienen más exposición. Ahora con solo presentar un síntoma se los considera sospechosos, cuando para la población en general son dos o más”, dijo Díaz Bazán,

Según definió la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas son fiebre (37.5°C o más), tos, odinofagia (dolor de garganta al tragar alimentos), dificultad respiratoria y anosmia/disgeusia de reciente aparición sin otra etiología que explique completamente la presentación clínica.

“Otro de los planteos fueron los testeos. Nosotros tenemos que testear a los que sospechamos o que tienen enfermedades de riesgo, no podemos testear masivamente porque el test es una foto de un momento determinado, si testeamos hoy y al otro día se expone no sirve. Lo mejor que podemos hacer es acompañarlos en la vigilancia activa, que perciban los síntomas aunque sean mínimos”, aclaró la funcionaria.

Díaz Bazán reconoció que “uno de los temas fundamentales que hablamos con los trabajadores de salud es el pluriempleo, que es una realidad”.

“Pueden estar trabajando a la mañana en un centro de salud y a la noche atendiendo emergencias, así que cuando uno pregunta cuándo fue la exposición, puede haber sido en varias instituciones o en un traslado si viven en un lugar con circulación del virus. Eso hace difícil certificar dónde se expuso”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: