Política

El juego de Felipe Álvarez en el Congreso de la Nación

Felipe Álvarez, diputado nacional por Juntos por La Rioja, una agrupación integrada por radicales, PRO y peronistas disidentes de La Rioja, hace su juego en el Congreso de la Nación-

El riojano está cerca Sebastián García de Luca, que a su vez está asociado de Emilio Monzó, según cuenta Clarín en su edición del lunes. Monzó juega suelto, en tándem con diputados del interior, que vienen de varias tribus, algunos del macrismo anti-Peña. Armó el “sub-bloque Federal ” que tiene 12 bancas, 11 propias y a la que suma el monobloque del riojano Felipe Álvarez, de Acción Federal.

Aspira a hacerlo crecer con el lanzamiento de un partido propio, la quinta pata de Cambiemos, desde una marca que ya tiene registrada como propia en Buenos Aires, Partido del Diálogo.

Busca la representación del posmacrismo y sueña con socios que fueron de Alternativa Peronista, como Juan Manuel Urtubey. Ya armó en la legislatura de Buenos Aires con Gustavo Posse un bloque propio, que juega junto a Lousteau a desplazar a la actual cúpula de la UCR en ese distrito.

Los diputados de Monzó en el Congreso Nacional están bajo el mando de Sebastián García de Luca y se disciplinan en las consignas macro de Cambiemos. Por ejemplo, han dicho que no darán quórum si el Gobierno insiste en el proyecto de estatización de Vicentin, y presentaron una iniciativa propia de salvataje, que recibió el apoyo de la mesa de Enlace del campo.

Aunque estos movimientos tienen el morbo del internismo, hay un consenso en el sector de que el principal valor es la unidad y jugar a ganador, que en política significa jugar al centro.

La imagen cierra el arco que abrió Cambiemos, con la confirmación de Miguel Pichetto como auditor, una ficha personal de Macri que todos compartieron, a condición de que no reclamase la presidencia de la AGN, y que se completó con la charla con Elisa Carrió.

Son imágenes de la unidad de la oposición, que ahora corona Larreta con esta exhibición de Vidal junto a Monzó, dos personajes que se identifican con la marca de la coalición, pero no desde algún partido. Larreta es PRO, Lousteau es UCR. Vidal niega pertenecer a esos sellos y repite que ella es Cambiemos (o Juntos por el Cambio), con lo cual presume intenciones de liderazgo por sobre sus pares.

Monzó expresa otra cosa. No es inquilino de la “Casa Amarilla”, como llaman en esas reuniones al macrismo de Macri. Como Pichetto, se mueve por andariveles paralelos. El rionegrino mientras, avanza en la construcción del peronismo republicano, en un intento de rearmar lo que fue Alternativa Federal, aquel tinglado, que hizo temblar a Cambiemos y al Instituto Patria antes de las PASO.

El punto más alto fue el triunfo de Schiaretti en la elección de Córdoba del 12 de mayo de 2019. Una semana más tarde Alberto era anunciado como precandidato del peronismo reunificado. Arma un partido sobre la base del Nacionalista Constitucional – alma mater de Alberto Fernández, cuando presidió la juventud de esa rama del nacionalismo -, Unidad Popular y el Conservador Popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: